Kero Blaster – Impresiones

Mi primera reacción a un “indy 8bit pixel shooter” es el escepticismo. La razón no es otra que un mercado inundado de propuestas en el mejor de los casos mediocres, de postureo hacia lo retro y, en definitiva, de productos que no jugaría ni cobrando. ¿Por qué debería molestarme con este juego?

Hay algo en Kero Blaster (2014) que disipa todas mis dudas desde el primer momento: está firmado como el segundo juego completo de Daisuke “Pixel” Amaya, la mente detrás del legendario Cave Story (2004).¿Desea saber más?   Seguir leyendo

Cave Story

Si existe un rey de los indies, y un juego que verdaderamente ha hecho explotar la escena, ese es Cave Story (2004). Un plataformas realizado por Daisuke Amaya en solitario que se ha convertido en un clásico indiscutible. La primera versión fue gratuita, y aunque no tiene gráficos HD ni modelos 3D es igual de imprescindible. En 2011 salió una versión mejorada, de pago.

Juegos retro bien entendidos

La nostalgia vende, y mucho. Los videojuegos, al ser un arte relativamente joven, no había experimentado o necesitado de la nostalgia. Sobre todo teniendo en cuenta que comenzó como un pasatiempo para niños y habiendo sido una industria errática, que tuvo que ser reconstruida en 1983. Por supuesto, más de 25 años después, la cosa cambia.

Hay dos formas fundamentales, pienso, de explotar la nostalgia en los videojuegos. La primera es, por supuesto, realizar remakes y reediciones a cascoporrillo. Con una base de admiradores bien asentada, sacar un remake bien hecho es un negocio relativamente seguro. Tómese por ejemplo el Final Fantasy VII, con unos seguidores muy fieles que esperan con ansia revivir dicha aventura. Todo apunta de que va a ser un churro, pero igualmente va a vender como īdem. No voy a entrar a valorar este tema, sino la que considero que es, precisamente, la segunda forma de entrar al trapo de la nostalgia: los juegos “retro”.¿Desea saber más?   Seguir leyendo