State of the Art: recuerdos

A estas alturas no hace falta decir que el Amiga es una de las arquitecturas más queridas por sus fans, o que sus capacidades multimedia hicieron de su demoscene una de las más importantes. Una de las más recordadas es, por supuesto, State of the Art, del grupo Spaceballs, de 1992.

La tecnología tras esta demo no es inaudita. Sí que es cierto que el uso del rotoscope es muy interesante, pero por lo demás pasaría inadvertida. Sin embargo es atrevidamente rompedora en algo: fue una de las primeras demos que incorporaba una temática generalista, techno concretamente. Era una de las primeras demos que podías mostrar a una persona que no perteneciera al círculo de los raritos esos con el ordenador y que exclamara: “¡Qué guapo, tío!”¿Desea saber más?   Seguir leyendo

Demos locas

La cultura de la demoscene jamás deja de sorprenderme. Los límites de las diferentes plataformas son superados con total alevosía, superándolos aún suponiéndolos definitivos una y otra vez. Más colores, más sonido, nuevas funciones… o simplemente hacer lo común por el camino más difícil. Per aspera ad astra.

Con este pequeño artículo quisiera mostrar las demos que más me han sorprendido por romper las barreras que creíamos impenetrables, por hacer lo común a través de lo imposible o simplemente porque me parecen técnicamente relevantes.¿Desea saber más?   Seguir leyendo