Palabras que tienen grasia

No cabe definirlo de otra manera. En mi ilustre idioma, el andaluz, hay palabras que, a falta de otro calificativo mejor, tienen grasia. Con ‘s’ de sur, ya que la sutileza de un fonema puede determinar la intencionalidad de estas palabras. Que por otra parte no todas son particulares de esta zona, haylas también en su padre putativo y más general, el español estándar, idioma de telediarios y demás seriecísimos discurrires.

Mi grupo de ilustres compinches ha reunido unas cuantas para goce de todos, sea recordando palabras que merecen un hueco en el léxico diario, conocer la etimología de alguna o descubrir otras nuevas. Permitidme el placer de mostraros las que más grasia me han hecho.

Mandanga

Coloquialmente se trata de droga blanda, en especial mariguana. Cuando algo tiene mandanga es que se trata de un asunto particularmente molesto, o que tiene un peluseo. Es decir, que es intrincado, laborioso o difícil de resolver.

Cataplines

Así, en plural, ya que en singular no es lo mismo. Se refiere, como es obvio, a los testículos. No al coraje de un hombre, puesto que entonces serían cojones.

Búcaro

Una de mis favoritas. Se trata ni más ni menos que el nombre que recibe en el sur el botijo de beber, icono de lo rural, bucólico, artesanal o tradicional.

Ardentía

Ardores digestivos, generalmente del esófago a la faringe. Conocido en otros ámbitos como rescoldera o, en registro médico, como pirosis.

Babucha

La zapatilla de andar por casa sin talón, lema legado del árabe a través del francés, dado su origen norteafricano.

Gachí

Palabra tomada directamente del caló (el romaní ibérico) que significa, simplemente, mujer. En el contexto de la grasia, eso sí, no una mujer cualquiera; sino una a la que se le otorgan connotaciones, sean positivas o  negativas.

Pinreles

Otra maravillosa palabra legada de la lengua de los gitanos españoles, que en este caso son los pies. Como otras tantas, no tiene la misma sonoridad que su versión en singular.

Prenda

Aparte de su significado habitual, atribuido a una persona la califica como alguien cuyo comportamiento dista de ser ejemplar, o que simplemente no nos es grata. Irónico, puesto que originalmente era todo lo contrario.

Sangangui

Mal fario, de mal agüero. Por extensión la persona o contexto a la que se le atribuye dicha mala suerte.

Cipote

Originalmente es la denominación a la terminación del palillo de un tambor. Su significado coloquial, por supuesto, es la de pene. Pero también un tío cipote es alguien que está atontado, que no se entera. Es decir, que está acipotao.

Abrazafarolas

Pocas palabras compuestas tienen la sonoridad y la grasia que tiene abrazafarolas. Hay dos vertientes de esta palabra. La primera, popularizada por el destacado periodista deportivo José María García, se refiere a alguien excesivamente adulador, zalamero de formas ciertamente falsas. La segunda se refiere a los borrachos, que cargados con su papa gorda se apoyan en las farolas para no caer al suelo desplomados.

Adobo

En general el adobo es la salsa o el preparado en el que se sumergen los alimentos crudos para aderezarlos o aliñarlos. No obstante, mi uso favorito es un alimento del que sólo pensar en él me pone los pelos de los brazos que se pueden colgar abrigos de pana mojaos: el cazón en adobo. Es tal su importancia en la gastronomía, en especial la gaditana y sevillana, que encarna el mayor ejemplo de antonomasia.

Gaznápiro

Un insulto como los de antes, que en concreto se le dice a una persona que es torpe. Por supuesto se puede usar como insulto en general, cómo no.

Gurruño

Un gurruño es cualquier objeto flexible arrugado y apelotonado. En particular la ropa, que queda hecha un gurruño en la cómoda al no doblarla adecuadamente. Al menos según mi señora.

Zurullo

Una caca. Es decir, un mojón como el sombrero de un picaor.

Siroco

Viento del sudeste particular del levante mediterráneo, también conocido como jaloque. Cuando a alguien le ha dado un agobio violento o que está fuera de sí de enfurecimiento se dice que le ha dao un siroco.

Ensirocao

Alguien que le ha dao un siroco.

Peluco

Reloj caro y ostentoso. El origen es muy curioso: resulta que en el siglo XVII la moneda de 8 escudos tenía la efigie de Felipe V portando una exhuberante peluca, moneda que se acabó apodando la pelucona. Por extensión algo pelucón fue algo que ostentaba riqueza, en especial un reloj de bolsillo. De ahí lo de peluco para referirse a los mismos.

Repeluco

No, no es un reloj dos veces. Escalofrío, repelús, dentera o escalofrío. Todo eso, o simplemente cualquier mala sensación.

Malaje

Malintencionado y desagradable, referido a algo o a alguien. Originalmente mal aje (mal ángel).  Un tío malaje, o qué tiempo más malaje.

Zocotroco

Originalmente socotroco, que no es más que un cacho grande de algo, especialmente de carne servida.

Mazacote

Pues… un zocotroco.

Verea

De vereda, un sendero, en particularmente sin asfaltar, estrecho o por el que pasa ganado. Cuando un tonto va por una verea, la verea se acaba y el tonto sigue.

Arrecío

De arrecer, aguien que está esmorecío de frío a causa de los elementos.

Saborío

También esaborío, aunque técnicamente signifique justo lo contrario. De desabrido, que no es mas que falto de sabor, soso. La palabra con grasia se refiere a una persona o cosa que es recia en su ser, que es seca en el tratamiento. Un tío sieso, vamos.

Jindama

Palabra del caló sinónima de canguelo, así como la ansiedad de alguien que sufre terror. Alguien que se está jiñando de miedo, vamos.

Pitraco

Como el 98% de las palabras del español se puede referir al miembro masculino. Sin embargo su significado original me parece también el grasioso, que no es más que un trozo de carne correosa y rodeada de grasa y pellejo. Sinónimo de piltrafa.

Chacina

¿Cómo denominar al conjunto de las tapas como el jamón, chorizo, morcón, salchichón, queso, etc? Embutido no, porque no lo son ni el queso ni el jamón, y desde luego “tapa” es demasiado genérico. ¿Qué mejor palabra, pues, que chacina?

Chuchurrío

Fláccido o marchito. Una planta chuchurría es aquella que está mustia, y una flor chuchurría está marchita y ha perdido toda su esencia original.

Jamacuco

A alguien que le da un jamacuco le ha dado un mareo que le indispone temporalmente. Similar a vahído o vahío, solo que algo más antiguo.

Parguela

Mariquita, con perdón. Alguien que exhibe un comportamiento poco valeroso, falto de hombría, afeminado.

Tiesumbre

Alguien tieso como la puntilla del almanaque. Falta de liquidez, es decir, de parné. En particular se dice de la actitud propia de alguien que tiene menos dinero que el que se está bañando.

Chiquichanca

Algún pobre diablo al que cogen de primo con asiduidad. Ese chaval informático del que sólo se acuerdan cuando los ordenadores no hacen lo que queremos.

Engollipao

Alguien que está hasta las manillas de hartarse de comer, que no le cabe ni el bigote de una gamba a martillazos. Por extensión alguien que siente el ahogo de tener un mordisco atravesao, atragantado.

Sopapo

Guantá. Es decir, un golpe dado con la parte interna de la mano abierta en la cara. Por extensión cualquier piña arreada con la mano.

Zorronglón

Persona quejumbrosa que no termina de empezar sus tediosos quehaceres y ya está chemecando de su suerte. Es decir, que realiza sus tareas de mala gana, profesando quejas y juramentos. Es un caso particular de una persona jartible.

Mastuerzo

Al parecer se trata de una planta, pero un servidor jamás ha oído ese uso. El que tiene grasia es el de una persona torpe, un berzotas.

Alcancía

Hucha para guardar nuestros dineritos.

Panarra

Forma de llamar a un murciélago. En particular alguno pequeño. Al parecer también se refiere a una persona de escasas luces, pero nunca lo he usado así.

Despendolao

También despendolá, por supuesto. Dicho de alguien que está desatado, que da rienda suelta a todos sus instintos por bajos que fueren.

Pamplina

Tontería, algo sin sustancia. Por extensión, un tío que sólo dice memeces.

Arcausile

Alcachofas. En realidad es alcaucil, palabra legada directamente de los árabes. Ni que decir tiene que la forma con grasia es la que debe usarse en casi toda circunstancia.

Pelandusca

Yo siempre había pensado que era pelandrusca, pero vale. Se refiere una señorita de compañía, en particular a las de los bajos fondos. Imagino que se puede decir en diminutivo, pero eso no lo convierte en menos cruel.

Telele

Un chungo, una indisposición pasajera en forma de mareo. Sinónimo de soponcio, patatús.

Husillo

Caño o canal de desagüe. Originalmente diminutivo de fosa.

Vaina

Aparte de los significados evidentes, definen a alguien cuya actitud es repelente. Un tío vaina es aquel que no queremos ni ver, por lo chulesco de su ser o por las tonterías que dice.

Cochinchina

Sitio indeterminado a tomar por culo de lejos. Aunque en realidad este sitio existió: se trató de una colonia francesa en lo que hoy es la parte más meridional de Vietnam. Mandar a la cochinchina es mandar a paseo, ir a la cochinchina es ir lejísimos.

Arramplar

Coloquialismo de arramblar. Es decir, arrasar a su paso. Figurativamente también alguien que acaba con la comida en un banquete, por ejemplo.

Antié

El día antes que ayer, es decir, anteayer. Usada de forma sarcástica es una palabra maravillosa: “Voy a ir a ese bar yo antié”.

Fuchina

Cualquier producto artificial que se le añade a un alimento, o golosina (por ejemplo) con un aspecto rosado. Proviene de fucsina, que es un colorante potente de color fucsia, como su propio nombre indica.

Tranfullero

Más aún que fullero, un fullero que hace trampas: un tranfullero. Un truhán superlativo.

Espercuío

Limpio y despejado. Una cara afeitada y limpia es una cara espercuía. Un cuarto ordenado es un cuarto espercuío. De despercudir, que significa justamente eso.

Comistrajo

Comida. En concreto una cuyos ingredientes están sin ton ni son, con mezclas extravagantes, lo cual puede ser tanto un cumplido como (más comúnmente) algo despectivo, puesto que tiene mal aspecto.

Fueraparte

Aparte, además. Muy malamante dicho, sí, pero seguiremos diciéndolo igual.

Triquitraque

Ruiditos, golpecitos dados sin ningún ritmo. También una traca de petardos, de ahí la expresión “yo voy a reventar como un triquitraque”.

Engrudo

Grasa, o cualquier mejunje viscoso y pegajoso, en particular algo desagradable. “Menudo engrudo que es este guiso.”

Jaramago

Planta herbácea con flor amarilla que crece hasta en el cemento, particularmente áspera. Nada mejor que una foto para ilustrar.

Fullería

Trampa, jugada sucia, en general malas acciones propias de trileros. De ful, obviamente, que significa falso, de pega. O eso creo.

Por ahora eso es todo. Espero que la lectura de este pequeño diccionario más liado que el testamento de un loco haya sido del agrado del lector, o al menos que haya sido risible. Agradeceré adiciones, correcciones y comentarios, salvo que trate sobre denominar idioma al Andaluz dado que no pienso bajarme del burro.

4 opiniones en “Palabras que tienen grasia”

  1. Viviendo en Algeciras y habiendome criado en La Linea de la Concepcion, siempre me ha hecho especial gracia por su comnotacion negativa el insulto ‘Aguantavelas’, que es alguien especialmente pelota y adulador, y que por si sola, sin la persona a la que adula, no vale un pimiento. El insulto proviene del hecho que el aguantavelas, aguanta la vela para dar luz a la persona que adula, y que el insulto indica que solo vale para eso y para nada mas.

  2. Quizás te guste más esta versión, que es la que siempre he oído:
    Cuando un tonto coge la verea, la verea se acaba y el tonto quea.
    Muy buenas las definiciones, te felicito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.