Las mejores canciones de Los Simpson (según mi menda)

Desde luego, no es una serie cualquiera. Desde 1989 lleva haciendo risas una serie que ha marcado tanto a la generación X como a la del milenio. También es verdad que se trata de la serie que más tiempo lleva agonizando, dado que desde aproximadamente la novena temporada se ha convertido en una serie del montón. En todo caso, estamos indiscutiblemente ante toda una institución televisiva.

homer-rockero-1116216

No voy a hablar de esta serie porque todos hemos visto ya hasta la saciedad sus capítulos antiguos, los que valen la pena. Pero sí que me voy a fijar en algo particular que siempre me ha encantado, y no es otra cosa que las canciones originales de la serie. No sé si se trata de una parodia de las películas Disney, o algún productor de la serie es un aspirante a dirigir musicales. Todo lo que puedo decir es que las siguientes canciones son pequeñas obras dentro de una obra mayor. Aquí las que, a mi juicio, son las mejores.

Mocasines Saltarines

En el original, See my vest. El malvado sr. Burns se propone sacrificar a los cachorros del perro de los Simpsons. ¿Alguien dijo parodiar a Disney?

Desde luego muy a lo Broadway. Si la pones, te pasarás el día cantándola.

Dr. Zaius

En esta ocasión se respetó el doblaje original, en esta versión teatral del Planeta de los Simios (1969), con Troy McLure como protagonista. Ojo, spoilers de la película si no la has visto ya (y deberías). Me reafirmo a que hay un frustrado director de teatro entre los guionistas.

La primera canción, por cierto, es una versión de Rock me Amadeus, de Falco.

Lisa hoy es tu cumple

Michael Jackson aún era el Rey del Pop entonces, y durante unos años usó su popularidad para aparecer en los productos que le apasionaban. Se supo ya después de su muerte que colaboró en el Sonic 3 (1994) de Megadrive, y que prestó su voz para este episodio. No obstante, por términos de contrato, esta canción fue interpretada por otro artista.

Desde luego, es comparar a Michael Jackson con las “estrellas del pop” de ahora y se me caen dos lagrimones.

Soy un botijo ceporro

Bart, de pequeño, era para comérselo con papas. Era más malo que la escarlatina, pero su personaje dio mucho juego en las primeras temporadas. Esta cancioncilla es cortita y tonta, pero me encanta.

Otro ejemplo de Bart siendo adorable fue cantando la canción de los osos.

Jazzman

Además de canciones puramente cómicas, algunos temas son sencillamente buenos. Con esta decimos adiós a Gingivitis Murphy, el amigo cantante de jazz de Lisa. Geniales detalles, como el cirujano cosiendo un bordado I ❤ JAZZ. De las más chulas de la serie.

I’m checking in

El capítulo de los Simpsons en NYC es uno de los favoritos de la audiencia, y en él tenemos más Broadway. En este musical, el personaje ingresa en la clínica Betty Ford

Niño en el Pozo

Cultura de los 80 en estado puro. Para quien sea demasiado joven, se trata de una parodia de We are the world, que produjeron USA for Africa. 45 artistas de talla mundial se reunieron por causas benéficas y sacaron un LP destinado para paliar el hambre en África.

En los Simpson, es Sting quien lidera la iniciativa de recaudar fondos para rescatar al niño del Pozo. Una parodia realmente divertida.

¡Monoraíl!

Imposible no corearla. Monoraííííl, monoraíííííl, ¡monoraaaa-íl! Moono… ¡uy!

El gran héroe Homer

Para mí, se trata del mejor episodio de los Simpson jamás escrito. Lo tiene todo, y cada momento es absolutamente genial. Además, tiene esta genial canción protesta con Lisa a la guitarra. De suponer que no es al saxofón por su aparatosísima ortodoncia. Mejor incluso que en la versión original, o al menos a mi criterio. SEGURO DENTAAAL. LISA NECESITA UN APARATO.

También hay un detalle que me encanta, y es que Lenny le pide a lisa que toque “Gas clásico”. Se trata de Classical Gas, una pieza para guitarra acústica escrita por Mason Williams en el 68.

El día del apaleamiento

Otra canción que no está en las listas de las mejores, pero que me encanta cantar mientras voy por ahí. (sí, soy de esos personajes pintorescos que van por la calle)

La original es Oh Chrismas Tree, un popular villancico infantil americano. Si yo fuera estadounidense, seguro que esta canción hubiera pasado a un segundo plano.

Lo mío pa mí

No tratéis de buscar esta canción en el original: sencillamente no existe. Es un invento de la dirección de doblaje española, que por algún motivo se sacaron de la manga. ¡¡Y me encanta!!

En el original, se parodia a una escena del Mago de Oz, la película clásica de la Metro.

¡Nosotros!

Para no tratarse de un capítulo de la Casa Árbol del Terror se sale bastante del canon. Los canteros, la sociedad centenaria que controla el mundo (parodia de los masones), se reúnen por las noches para beber cerveza, comer costillas y cantar esta canción.

En honor a la verdad, la versión original (que también vimos en España en un recopilatorio) es bastante mejor.

En el Jardín del Eden

Vale, esta no tiene nada de original: se trata de uno de los grandes himnos del rock tocados en el órgano de la iglesia. In a Gadda da Vida fue escrita por Iron Butterfly en 1968, reinterpretada por la organista de la iglesia de los Simpson hasta la extenuación.

Trataré de no hacer más trampas en la lista… de verdad.

Vamos a pintar el carro

Homer alquila una película del oeste, esperando caballos, forajidos y mucho ketchup saltando. En lugar de eso, se topa con Clint Eastwood y Lee Marvin protagonizando un animado musical. Aunque me gusta más en español, la original también está bien.

Lo más absurdo del asunto es que dicha película existe. Se trata de La Leyenda de la Ciudad sin Nombre, y en efecto está protagonizada por Eastwood y Marvin. Su nombre original era Paint your Wagon. Cuando parecía que el mundo era muy absurdo…

Cañonero

La parodia definitiva del gran coche americano, y en general de esos coches que se compran las pijas para recoger a sus hijos del cole.

No parece estar basado en un modelo concreto, pero el Jeep Wagooner y el Ford Explorer de esa época se le parecen bastante. De lo que no estoy seguro es de que huela a filete o que se prenda fuego espontáneamente.

Señor Burns

Como siempre al final, mi superfavorita. El jefe Wiggum investiga el caso del sr. Burns, interrogando a los sospechosos. En el turno de Tito Puente, la estrella invitada interpreta un “injurioso mambo”. Es tan buena que fue nominada a los premios Emmy.

Otros más

Algunos momentos musicales no tan buenos o no tan destacados, o simplemente que no me gustaron tanto.

Finalmente, y en otro orden de cosas, ni que decir tiene que no hay discusión a lo que doblajes se refiere, y actuaré en consonancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *