Música de videojuegos clásicos

Hay una vez en la vida en la que todo hombre se pregunta, ¿qué bandas sonoras de videojuegos de sistemas clásicos necesito? La respuesta es, por supuesto, todas.

A lo largo de varios años he ido coleccionando dichas bandas sonoras hasta tenerlas prácticamente todas. La gracia de estos ficheros reside en que son registros volcados directamente los chips de audio de distintos sistemas, por lo que es como hacer funcionar el juego en sí. No se trata de MP3 o cosas así, y la calidad de sonido es 100% óptima. Me he permitido subir estos ficheritos a mega.co.nz, también conocida como la nueva página del gordo de Megaupload.

Estos ficheros son bastante especialitos, por lo que el señor Windows no los puede reproducir sin más. Para ello recomiendo el reproductor Foobar2000. Además de ser muy liviano y funcionar muy bien, tiene tantísimos plugins que prácticamente no necesitarás nada más. Para oír los ficheros de arriba, recomiendo los siguientes componentes. (nota: la versión es orientativa, la mayoría se han ido actualizando desde que escribí esta nota y ni que decir tiene que mejor bajar la última que haya)

El Commodore Amiga es un caso aparte. Tiene tantos formatos conocidos (y desconocidos) que es dificilísimo abarcarlos todos. Foobar sólo reproduce unos cuantos, y no siempre de la mejor forma. Al principio existió un reproductor llamado Deliplayer que lleva años sin actualizarse, y hoy es difícil de hacer funcionar en plataformas modernas. La mejor solución para los Windows de hoy en día es usar XMPlay junto con su plugin Delix. Tienen también más años que un bosque, pero aguantan el tipo. Además es el reproductor de referencia de ficheros XM en Windows.

Tanto si eres fan de la banda sonora del Final Fantasy VII como si eres lo propio del Zelda 64 o del puñetero comecocos, ya tardas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.