Ski or Die: retroanálisis

En pleno choque de sistemas de 8 y 16 bit, Electronic Arts era uno de los productores más importantes de juegos de ordenador y consola del panorama. Esta compañía ha cambiado mucho, dado que en sus inicios existió un empeño en traer juegos originales a nuestras manos. Ski or Die, una secuela espiritual de Skate or Die, (1988) salió en 1990.

ski-or-die-cover

El juego salió casi simultáneamente en NES, C64, Amiga y PC. Se trata de un arcade deportivo que saca a relucir el lado macarra de los deportes de nieve, que realmente no necesita demasiada presentación. En el resort donde nos encontramos podremos realizar cinco tipos de pruebas distintas, ya sea practicando solos o compitiendo contra otros jugadores.

Las distintas versiones tienen cada una sus pros y sus contras. La de Commodore 64 es, con mucho, la más roñosa, y no parece merecer la pena si se pueden tener alguna de las demás. La de Amiga y PC son muy parecidas, aunque el sonido de Amiga es muy superior. No obstante, la versión de PC soporta el hardware Roland MT-32, aunque muy pocos bolsillos podían permitirse dicho equipamiento de audio, si acaso algunos profesionales. El gran pero de la versión PC es su baja tasa de refresco: 15 miserables FPS. La versión de Amiga podría haber tenido mucho mejor aspecto, pero se conformaron con imitar a la versión de PC con el mismo número de colores y la fea paleta EGA.

La versión de Nintendo es distinta a las demás. La paleta gráfica es distinta, y los sprites se adaptan a la menor resolución de pantalla de este sistema. El sonido es intermedio a las demás versiones, y aunque no llega a la calidad del sonido sampleado de Amiga resuelve dignamente el problema aprovechando bastante bien su chip de sonido.

Aunque se trata de un juego sencillo, resulta sorprendemente divertido. Se echa en falta algo más de variabilidad en algunas pruebas (pues el mapeado es siempre el mismo), pero competir en compañía le da mucha vidilla. Lamentablemente sólo una prueba admite dos jugadores al mismo tiempo, en el resto debemos conformarnos con jugar uno por uno.

Ski or Die (USA)_047
Compitiendo o practicando, el juego es el mismo. Aunque en competición nos llaman por nuestro nombre y los récords se guardan.

Respecto a cada una de las cinco pruebas…

Snowboard Halfpipe

Naturalmente se trata de la prueba más interesante. Durante la bajada, deberemos realizar las mejores figuras posibles sin rompernos el culo con los obstáculos de la pista. A mayor velocidad mayor puntuación, pero también es más fácil acabar comiendo nieve.

Durante la prueba, que dura dos minutos, nuestro instructor nos irá insultando o alabando dependiendo de cómo lo hagamos. Algunos objetos también se pueden recoger.

Snowball Blast

Una pelea de bolas de nieve como en las películas americanas. En este caso, es todo el mundo contra ti. Atrincherado en un iglú, debes derribar con bolas de nieve a todos los niñatos que se te van acercando. Si se acercan demasiado, recibirás un bolazo en toda la cara.

Si logras sobrevivir tres rondas, se acabará el juego. De lo contrario, acabarás sepultado en la nieve. Se pueden recoger varios power-ups durante el juego, los cuales aparecen tras derribar algún espontáneo especial.

Innertube Thrash

Al más puro estilo Jackass, dos jugadores se tiran con un flotador colina abajo, con utensilios para hacerse la puñeta mutuamente. En este modo se puede jugar contra la máquina o contra un amigo.

Aparte de la gracia de correr hacia abajo o pincharse el flotador el uno al otro, se pueden recoger diversos powerups que mejorarán el estado de nuestro flotador o nos proporcionarán mejores herramientas para petar el flotador del rival.

Downhill Blitz

De entre los deportes más estúpidamente peligrosos, las bajadas en skis fuera de las pistas es uno de los favoritos del público. El objetivo de la prueba consiste en bajar la ladera en el menor tiempo posible, haciendo cuantos trucos podamos por el camino.

A veces el camino más corto no es el mejor, pues podemos saltar sobre una casa o un puente para ganar puntos extra.

El trazado completo- Click para ampliar.
El trazado completo- Click para ampliar.

Acro Aerials

Por último, la prueba artística. En ella tenemos que saltar lo más alto posible en una rampa para hacer el mayor número de figuras y de la mayor dificultad posible, para caer grácilmente sobre la rampa de nuevo.

Es una prueba de lo más difícil, el tiempo es muy limitado y quedarnos a medias supone caer contra la rampa rompiéndonos todos los huesos del mundo en el intento.

Total

La diversión que proporciona el juego parte de su sencillez. No obstante, se echa de menos más variabilidad en algunas pruebas, y no estaría de más que hubiera varios trazados (o que se generaran al azar) en las modalidades de bajada.

Los gráficos del juego acompañan, pero definitivamente no son la repera. En PC no hay soporte para VGA, y en Amiga se limitaron a imitar a los gráficos EGA de PC. La versión de NES supone un punto intermedio, pero su baja resolución pasa factura.

La música del juego es un punto fuerte, acompañando muy bien a la temática del juego. En Amiga es muy convincente, no así en PC a no ser que usemos un aparato de General MIDI, los cuales en su día eran carísimos y más bien aptos para el uso musical profesional. Otra opción era tener una tarjeta AdLib, que era mejor que el odioso altavoz del PC. La versión nintendera se queda a medio camino de ambos.

Claramente no estamos ante un competidor para Cool Boaders (1996) o SSX (2000), pero tuvo su época en los 16 y 8 bits. Para los que hayan jugado hace 25 años o echen de menos a la generación X, puede merecer la pena echar un vistazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.