Review: Landvo XM100S (el tiesófono)

Realizar una reseña de un producto bueno y de nuestro agrado es coser y cantar. Uno enseña unas fotos o pantallas cucas, le canta las alabanzas en sus puntos fuertes y hace algún comentario de sus impresiones personales. El mérito está, pues, en verter opiniones sobre un artículo anodino, mediocre y que no resalta demasiado. El caso que nos ocupa es el teléfono Landvo XM100S, uno de los teléfonos Android más baratos que existen actualmente en el mercado.

landvo-xm100s

Así en foto hasta parece decente. Es un teléfono que destaca rápidamente por tener una pantalla IPS de 5″, pero sobre todo por su precio: 76 euros. Pero ojo, que ha llegado a poder adquirirse por 42, por lo que no es descabellado que en alguna campaña de descuento vuelva a dicha cuantía. Es por ello por lo que he decidido otorgar el sobrenombre a este aparato de tiesófono, el teléfono móvil para la gente que está como la puntilla de un almanaque.

Sorprendentemente, trae funda y todo.
Sorprendentemente, trae funda y todo.

Para ir al grano, echemos un ojo a las características técnicas del artilugio:

  • CPU: MediaTek MT6580 a 1,7 GHz
  • GPU: ARM Mali-400 MP2
  • Pantalla: IPS 5″, 540×960
  • Memoria: 1 GB de RAM, 8 GB de memoria interna.
  • Cámara: 5Mpx, interpolada a 8Mpx. Frontal: 0,3Mpx interpolada a 2Mpx.
  • Software: Android 5.1
  • Otros: Dual SIM, slot MicroSD hasta 32GB. Incluye funda y cargador.

Desde luego son unas características digamos discretas. Su CPU no es precisamente un portento, se trata de un SoaC quad core muy básico aunque relativamente moderno, que incluye funcionalidades Bluetooth 4.0, WiFi y GSM con más bandas que la Semana Santa. La GPU es una vieja gloria (salió en 2012 aprox.), un hardware relativamente robusto pero que ofrece un rendimiento limitado comparado con lo que hoy ofrece el mercado.

La memoria con la que cuenta este movil tiene 1 GB de capacidad, que es suficiente para un uso cotidiano normal pero que si tiene que hacer funcionar muchos procesos probablemente acabará con la lengua llena de tierra. Del mismo modo, sólo dispone de 8 GB de memoria interna, que se llenará en cuanto se persigne un cura loco. Afortunadamente, cuenta con un slot microSD de hasta 32 GB, que no es una maravilla pero que aliviará el almacenar las fotos de tu gato. Según algunos usuarios algunas tarjetas de más capacidad también estarían soportadas, pero es de imaginar que han preferido no jugársela y no publicitar algo que puede cumplirse o no.

La pantalla no está mal del todo. Foto tomada con un Nexus 5.
La pantalla no está mal del todo. Foto tomada con un Nexus 5.

Su pantalla no tiene una resolución muy allá, pero es una 5″ IPS que se ve sorprendentemente bien. Tiene una nitidez más que correcta y unos colores sorprendentemente buenos, y no se echa en falta inmediatamente una resolución FullHD ni nada. Probablemente no sirva para juzgar una foto en un concurso, pero para las cuatro tontadas que se hacen con un teléfono está más que bien.

Las cámaras con las que este aparato está equipado son ideales para captar imágenes de OVNIs y de otros fenómenos paranormales. Es decir: es horrenda. La calidad de las ópticas está entre lo lamentable y lo cochambroso, ya que cuenta con muy poca resolución, muy poca tasa de imágenes por segundo y el flash tiene la fuerza del soplido de una mosca. Además, para recochineo del fabricante, incluye un interpolado de imagen por software que no sirve absolutamente para nada y no se puede quitar.

El software incluido en el teléfono no es sobresaliente, pero es suficiente. La versión de Android es la 5.1, que si bien no es precisamente la última está más que soportada por la mayoría de los programas. Amén de algunas aplicaciones inútiles que se desinstalarán nada más verlas, incluye Google Play y servicios de Google, por lo que no hay problema en usar el software y servicios de la compañía. La última ROM oficial es de Marzo e incluye todo lo citado, y un servidor opina que antes que saquen una versión actualizada es más probable que volvamos a ver torear a Manolete. Es una lástima, porque alguien debería hacer algo gordo para obligar al fabricante a quitar la fastidiosa musiquita que suena al encender el móvil.

Un aspecto importante que no podemos obviar es que se trata de un móvil chino. No es mi intención denostar gratuitamente la tecnología de este país, pero las calidades no son las mejores y es de esperar que la fiabilidad no sea de reloj suizo. De hecho, el protector de pantalla deben ponerlo con la… nariz, dado que viene con alguna burbuja, y no soy el único. La cuestión es que, en el fatídico caso de que el cachivache se nos descacharre, puede salir el collar más caro que el perro, por que enviar un aparato a China es caro y engorroso. Recomiendo comprarlo en una tienda de confianza, en la que al menos nos gestionarán el primer año de la garantía. (otro día, si eso, entraré en detalle de mis preferencias al respecto)

¿Qué conclusión sacamos? Pues que por el dinero que cuesta es un teléfono bastante bueno. No podrás jugar al Call of Duty en él, de acuerdo, pero para un uso cotidiano es más que suficiente. Encima incluye cargador, funda y protector de pantalla. ¿qué más quieres? Como segundo teléfono para el currelo o para tu vieja use el WhatsApp cumple sus funciones de forma más que correcta. O simplemente porque no tengas o no quieras gastar más dinero.

2 opiniones en “Review: Landvo XM100S (el tiesófono)”

    1. De momento parece que aguanta un día y medio aproximadamente, aunque naturalmente sin un uso intensivo. (lo cual sería aburridísimo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *